El sábado pasado estalló un escándalo que vuelve a poner en plana el nombre de Esmeralda Mitre unido al de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA). La actriz denunció públicamente que el representante de la entidad, Ariel Cohen Sabban, la extorsiono y acoso sexualmente.

La exesposa de Daria Loperfido notificó del hecho mediante un comunicado. En el mismo, Esmeralda apuntó que Cohen Sabban se presentó en su casa de Barrio Parque con la excusa determinar de pulir los detalles de las acciones que debería llevar adelante la actriz para recibir el perdón de la comunidad judía por sus dichos sobre el Holocausto.

“Lo recibo, me dijo ‘te pido por favor que te sientes al lado, yo te voy a ayudar, te puedo abrazar, abrazame fuerte. Me corro y me dice ‘yo te voy a convertir en un heroína’”, relata en su comunicado, indicado que la reunión tuvo lugar semanas atrás, pocos días después de la reunión que tuvieron en la DAIA.

Fue entonces que Cohen Sabban le habría pedido a Mitre que asista a un colegio alemán durante un mes, a modo de probation, para que aprenda más sobre el hecho que marcó a la comunidad judía. Acto seguido, habría pasado a la extorsión: “Quería que fuera a Alemania con unos chicos. ‘Esto cuesta 80 mil dólares, lo podés pagar en cuotas’, me dice”.

Tras el pedido de dinero, el representante de la DAIA habría pasado al acoso. “Me toca un pecho y me quiere dar un beso en la boca”, contó la actriz, quien de inmediato puso distancia y le pidió que se fuera de su casa. “Quédate tranquila que no te voy a garc…”, le habría respondido el titular de la entidad judía.

Según comentó Esmeralda Mitre en una entrevista del diario La Nación, mediante mensajes de WhatsApp se terminó de confirmar la extorsión, Cohen le habría aclarado que los 80 mil dólares los podría pagar también en “Off”, es decir, que el dinero pasaba directo a su bolsillo.

La actriz, quien había evitado hacer público el tema para no caer de vuelta en el  escándalo, fue convencida por su abogado para que informe sobre lo sucedido. Ariel Cohen Sabban renunció a su cargo a pedido de la entidad judía que, antes las pruebas presentadas, considero que no podía seguir en funciones.