La famosa y polémica cantante, Mariah Carey, lleva dos años separada del que fue su prometido, el australiano James Packer,  ambos protagonizaron una  repentina ruptura, poco después de confirmar su compromiso, hasta ahora la diva de la música no se había propuesto cerrar para este episodio de su vida sentimental hasta hace poco cuando decidió deshacerse del anillo de compromiso.

Mariah ha sido muy explícita últimamente acerca de su necesidad de pasar página y de mirar hacia el futuro desde un enfoque positivo. Eso requiere dejar atrás toda esa carga emocional y material que ha ido acumulando, incluyendo ese viejo anillo de compromiso que le regaló su exnovio“, dijo el portavoz de la estrella del pop en declaraciones al diario The New York Post.

Sin embargo, la artista ha dejado claro que su decisión de vender la pieza no tiene que ver con los supuestos problemas económicos que la cantante esta teniendo, el anillo fue vendido por tres millones de dólares en su transacción con un afamado joyero de Los Ángeles cuando el valor original de la pieza era de casi 14 millones.

"you wasn't worth my time.. so I'm leaving you behind" #tbt #shakeitoff

A post shared by Mariah Carey (@mariahcarey) on

Una vez cerrado ese ciclo, Carey ya puede centrarse por completo en su carrera, puesto que prepara un disco para este año, recordemos que ahora lleva un estilo de vida saludable que ha venido cultivando en los últimos tiempos gracias a su actual novio, el bailarín Bryan Tanaka, y a las personas no han dejado de brindarle su apoyo desde que la intérprete les revelara que padece un trastorno bipolar del tipo II.

No me lo quería creer cuando me lo diagnosticaron, estaba tan aterrada ante la posibilidad de perderlo todo… Me quise convencer a mí misma de que la única manera de lidiar con esto era fingiendo que no existía, y hasta hace muy poco vivía en un estado de absoluta negación. Vivía aislada porque me daba miedo de que alguien de mi entorno pudiera filtrarlo a los medios. Pero finalmente busqué ayuda profesional, me rodeé de gente positiva y volví a hacer aquello que me hace feliz, que es escribir canciones“, se sinceraba la artista sobre sus problemas médicos.