Parece que fue ayer cuando este maestro de la música saco su primer álbum en 1967 junto a Hertor Lavoe, “El Malo”, quien diría que después de tanto aun permanecería vigente en el mundo de los salseros y eso se debe solo a su extraordinario talento y a su disciplina de trabajo.

Este prolífico compositor y músico del genero de la salsa agradece estar aun en el medio y según describe muy ocupado ya que nunca tiene falta de trabajo, “hay demanda en todas partes, en América Latina, en Europa, y Estados Unidos.  Yo sé que hay otros géneros ahorita que están destacando, como el reguerón, pero la salsa tiene un espacio especial”.

También añadió:

“Creo que hay muchos vínculos entre la música urbana y la salsa, ellos usan muchos de nuestros ingredientes. Al igual que la salsa se cuajo de distintos ritmos de la música caribeña y del sureste, de la cumbia y ballenato, y todo va fluyendo. Esta nueva música va evolucionando, pero todos los ingredientes están ahí”