Es fácil confundirnos con los verdaderos nombres de las cosas, en especial cuando son tan parecidos, y nos acostumbramos tanto a llamarlas mal que cuando nos corrigen nos confundimos por completo.

Estas cosas con tan parecidas entre ellas que nos acostumbramos a llamarlas por nombres incorrectos, y esto pasa porque no tenemos en claro los verdaderos conceptos de todo lo que nos rodea. Al ver este listado seguramente te sorprenderás y darás cuenta que has llamado a ciertas cosas por nombre erróneos. Cuántos de estos objetos y animales has confundido?