Puede parecer algo ilógico pero por alguna razón las personas deciden atacar las obras de arte más conocidas y famosas del mundo, a veces por accidente y otras por voluntad, y por ello varias son sumamente protegidas por los museos y autoridades, manteniendolas en lugares inaccesibles para las personas.

Estas son algunas obras de arte muy famosas que han sido atacadas y destruidas de las formas más absurdas e ilógicas por las personas, incluyendo la simple acción de tomar una selfie. Por gente como esta es que se han vuelto más extrictos en los museos, y es que si son muy destructivos.