Seamos realistas: tenemos una seria crisis ecológica, debido a la alta cantidad de plásticos que consumimos. Muchas fábricas y empresas han decidido disminuir los empaques y envoltorios de los productos que producen, pues causan mucha contaminación en el planeta, y alrededor de un tercio de toda la basura del mundo proviene de esto.

Por alguna razón estos productos han sido empacados innecesariamente, cuestionandonos porque lo habrán hecho y con qué propósito. Son tan absurdos que no sabras si reirte o enojarte. En un planeta ideal no necesitamos de envolturas ni empaques, todo estaría más limpio y la contaminación no existiría.