Viajar por el mundo es algo que muy pocas personas podrán lograr hacer alguna vez en su vida. Mi última gran aventura fue hace como cinco años cuando fui a Londres y de verdad es una experiencia inolvidable, algo que se lo recomiendo a todos cada vez que mencionan la palabra viajes.

Pero lejos de eso, el problema principal de moverse a otra cultura es el tiempo y el dinero. Este padre encontró una divertida solución y llevó a su hijo a las más locas aventuras, como a Londres o a Egipto sin moverse de su ciudad. Pero como, ¿no será un mago…? ¡No! Es la magia del Photoshop, ve algunas y encantate nuevamente con el maravilloso programa.